La palabra "publicista" está ganando terreno considerablemente, cada vez es más utilizada para asociarla al profesional que se dedica a hacer publicidad con ánimo de lucro, cuando en realidad la definición correcta sería "publicitario".

La evolución del lenguaje está creando una confusión más que visible entre ambos términos.

Pin It on Pinterest